La intención principal de las placas Echidna es facilitar tanto como podamos el aprendizaje de la programación y la robótica. Y aunque con imaginación puedes usarlas para hacer cualquier cosa que te inventes, fundamentalmente son placas educativas. Por eso uno de nuestros retos era encontrar una plataforma de programación que fuera muy sencilla de aprender. Y claro, con esa condición, la primera plataforma que a uno se le viene a la cabeza es Scratch.

Por eso, desde que construimos nuestro primer prototipo,  pensamos que sería buenísimo poder programar nuestras placas Echidna con Scratch; sería el cocktail perfecto para iniciarse en la programación y la robótica, y reforzaría enormemente su caracter educativo: la razón de ser de nuestras placas. El problema era que los chicos del MIT Media Lab, los creadores de esta exitosa platforma, no habían contemplado la posibilidad de poder programar placas basadas en Arduino (como nuestras Echidna).

Así que solo quedaba una solución: copiar el código de Scratch (algo que se puede hacer con todas las de la ley, pues se distribuye con una licencia libre) y modificarlo para hacer nuestro deseo realidad: programar Echidna desde Scratch. Aunque la idea parecía complicada, hace aproximadamente un año, nos pusimos manos a la obra y el proyecto fue poco a poco madurando, hasta que finalmente el gatito y el erizo se han hecho muy buenos amigos.

Así que ha llegado el momento de compartir con todos vosotros el resultado y presentaros a EchidnaScratch: ¡nuestra propia versión de Scratch para programar las placas Echidna! Para que te hagas una idea de como se usa esta mezcla explosiva Echidna + Scratch te mostramos este video. Y como seguro que te habrás quedado con ganas de probarlo, te facilitamos este enlace donde se explica todo lo necesario para usarlo: “Cómo usar EchidnaScratch“.